lunes, 29 de julio de 2013

El Amor en Viajera - Diego Recalde y un fragmento de "La Meta de Gregorio"




"Cupid as Victor", Caravaggio. 1602.



A mis compañeros de la facultad prefiero no mostrarles nada. ¡Es que critican con mucha dureza, incluso a escritores consagrados! Y si hacen eso con escritores reconocidos, ¡no quiero ni pensar lo que harían conmigo!
Eso sí, salvo Milena, una chica muy linda que recién entró este año a la facultad... Es la chica más sensible y más hermosa de toda la facultad... ¡Y eso que recién empezó! Le gusta leer y es muy aguda, ¡ojo que no la estoy idealizando! No, para nada. Les aseguro que es una lectora sutil, distinta... Miren si será sensible que el otro día le mostré un cuento que había escrito sobre un hombrecito que es acusado y nunca sabe bien de qué se lo acusa, y cuando le pregunté qué le parecía, me dijo que se emocionó muchísimo. La única crítica, que no fue crítica sino una observación, fue que le pareció un poco largo. ¡Y eso que estamos hablando de ocho páginas...! En fin...
La verdad, estoy muy enamorado de Milena. Lo que sí, lástima que sea tan histérica... Bueno, tiene veinte años... Sé que por momentos seducirla es una tortura porque para enamorar a una histérica, no basta con que Cupido le tire una flecha. Tiene que tirarle por lo menos nueve o diez... Pero bueno, es el precio que hay que pagar por una chica que vale la pena.




La Meta de Gregorio, Diego Recalde, Viajera Editorial, 2012.


1 comentario: